Ester, una mujer revestida de gracia

Pastora Nerea de Osorto

Ester era una mujer campesina de oficio y extranjera en la tierra donde el rey Asuero iba elegir nueva reina. Además no tenía un parentesco de linaje real, ella era huérfana. Con lo único que Ester contaba era con su tío Mardoqueo, que más que su tutor era como su padre. El hacía todo para que Ester tuviera las herramientas correctas para seguir el camino de Dios.

Aun y con todas las limitaciones que Ester tenía en su vida, Dios hizo de su nombre algo glorioso. Y es que cuando el mundo nos descalifica la presencia de Dios y su poder nos hacen aptos.

 

Tempestad señal de cumplimiento

Ester decidió participar para que Asuero la eligiera como su nueva esposa. Ella se encontraba compitiendo contra más de cien mujeres muy bellas al igual que ella. El motivo por el cual Asuero buscaba nueva esposa era debido a la rebelión de la reina Vasti. Reina que desobedeció al llamado que él le había hecho en una fiesta que hubo en el palacio.

A pesar de todo Ester se mantuvo con un espíritu dócil, dispuesta a que Dios hiciera su obra. Dios se mantuvo cerca de Ester durante el proceso de elección porque ya tenía trazado su plan para esa hora.

Las adversidades representan y nos anuncian puerta de tiempo nuevo. Dios utilizó las múltiples adversidades en la vida de Ester para cumplir su propósito en el palacio del rey Asuero. Era el tiempo y la hora perfecta. Dios tomara ventaja de toda adversidad que se levante alrededor de nuestra vida para cumplir su divino propósito.

Por eso en cada adversidad tienes que estar alerta a lo que Dios hará. No importa cómo o dónde estés, Dios te ha llamado para esta hora en su reino.

 

Mardoqueo muestra de fidelidad

Dice la escritura que Mardoqueo, padre adoptivo de Ester, nunca se separó de la puerta del palacio del rey Asuero. Él sabía que resguardando la seguridad del rey era como su hija iba a estar bien. Las doncellas que a Ester le servían, le llevaban noticias de ella a Mardoqueo diariamente.

En una ocasión Mardoqueo descubre que había un complot contra Asuero, entonces se pone de acuerdo con Ester para informárselo. Mardoqueo provocó que se le salvara la vida a Asuero de esta forma. El rey y sus trabajadores descubrieron que tal plan malvado era real y lo detuvieron.

Al final el rey revisó en el libro de las crónicas cómo se había recompensado a Mardoqueo por tal hazaña. Y miro que no se le reconocía con nada aún. Asuero ordeno que escribieran el nombre de Mardoqueo en las crónicas de su reino, dándole honor por su buena obra.

Puede que actualmente estés esperando que te recompensen los resultados positivos que has logrado con tu labor en tu trabajo. Pero que no le sorprenda si un día tu jefe viene con un elogio o aumento salarial reconociendo tu obra. Dios no se queda con nada. Así como Mardoqueo, debemos de permanecer fieles hasta el final.

 

La preeminencia de la gracia

La biblia en Ester 2:9 dice, “la doncella agradó a sus ojos, y halló gracia delante de él. Por lo que hizo darle prontamente atavíos y alimentos, y le dio siete doncellas especiales de la casa del rey. Y la llevó con sus doncellas a lo mejor de la casa de las mujeres”. Hegai era el mayordomo encargo de dirigir y controlar el concurso, y él de inmediato fijó sus ojos en Ester.

Por lo que puso a su disposición a siete de las mejores doncellas que trabajaban para la casa del rey. Después llevó a Ester al mejor lugar con el que contaba la casa donde debían habitar las concursantes. Esto nos habla de que había una gracia especial sobre la vida de Ester. Una gracia que solo puede llegar a nuestra vida por la mano de Dios.

La gracia hace que el espíritu de rechazo huya y se empiecen a abrir puertas estratégicas. Es cuando la gente que ni siquiera te conoce comienza a hablar bien de ti, comienza a recomendarte. Dios te dará gracia con aquellos que serán puerta de bendición para ti. Es por medio de la gracia que Dios nos recomienda con los que necesitamos ser recomendados.

 

Un banquete con invitación para todos

“Y el rey amó a Ester más que a todas las otras mujeres. Y halló ella gracia y benevolencia delante de él más que todas las demás vírgenes. Y puso la corona real en su cabeza, y la hizo reina en lugar de Vasti. Hizo luego el rey un gran banquete a todos sus príncipes y siervos, el banquete de Ester. Y disminuyó tributos a las provincias, e hizo y dio mercedes conforme a la generosidad real”, Ester 2: 17-18.

Ester fue notoria ante el Rey Asuero, dice la escritura que él se enamoró de ella más que de todas. Luego la eligió como reina e hizo un gran banquete al que llamo “Banquete de Ester”. Ella se había esforzado para cuando ese día llegara y obtuvo como victoria ser la nueva reina. Podemos ver como la gracia de Dios sobreabundo en ella.

Cuando nos acercamos al trono de la gracia y sometemos a hermosearnos en el interior, el rey prepara un banquete. Él le pone nuestro nombre y celebra muy alegre el cambio que ha producido en nosotros. El rey invitó a cuantos pudo al Banquete para que todos se diesen cuenta que Ester era una nueva persona. Pues ella era alguien con posición, la nueva reina del pueblo. Dios invita a nuestros familiares y gente más cercana para que puedan ver cuánto él ha trabajado. Que a partir de allí somos personas distintas y llenas de su gracia.

 

La oposición hace frente

Amán era posiblemente el último descendiente de los amalecitas. Un pueblo que había sido exterminado por orden de Dios cuando Israel cruzó el desierto. Asuero le tenía gran estima a Amán, y lo puso como el oficial con mayor autoridad sobre todos. Todo el pueblo veneraba a Amán y al verlo lo saludaban arrodillándose.

Pero Mardoqueo era el único que no confiaba en él y no hacía como los demás. El rechazo de Mardoqueo resintió a Amán y debido a eso le propuso algo a Asuero. El plan de Amán era emitir un decreto en donde se ordenase matar al pueblo judío. Él a cambio entregaría mucho dinero del botín al reino.

Hay situaciones en las que el enemigo va a dictarte al oído que estás perdido. Pero él extiende su mano y muestra su plan frente a la oposición. A veces no encontramos palabras para decirle al Señor que tan mal está el tiempo que vivimos. Basta con presentarnos ante él y buscar su gracia para darnos cuenta de la maravillosa obra que él está haciendo.

 

Un padre Apostólico es esencial en nuestro crecimiento

Un mentor como Mardoqueo fue esencial para el crecimiento de Ester. Mardoqueo fue la voz de Dios para la vida de Ester. El ayudo a los planes de Dios para que ella fuera nombrada reina. Dios obro todo el tiempo precisamente para cambiar el destino de los judíos a través de Ester.

Cada uno de nosotros necesitamos mentores y padres apostólicos que conozcan nuestro destino profético. Ellos nos ayudaran a llegar al propósito que Dios ha trazado. La obediencia de Ester a su padre Mardoqueo no fue inmediata. Pero finalmente pudo entender que eso era lo que Dios la había mandado hacer en ese lugar.

 

Adoración que hace culminar la meta

Al estar en frente del rey Ester lo que hizo fue invitarlo a un banquete especial que prepararía. El rey aceptó. Ester se preparó con lo mejor y con lo que ella sabía que agradaba al rey para asegurar su victoria.

La adoración es la que abre puertas para que la sobrenaturalidad de Dios obre. Ester se dispuso a honrar al rey en medio de la adversidad, esto activo la mano sobrenatural de Dios.

Dios nos ha llamado para que le adoremos, así como Ester, que dio lo mejor que tenía. Si adoramos a Dios con lo mejor que tenemos veremos victorias cumplidas. Lo que nos asechaba ya no nos estorbara más porque nuestra adoración llega hasta el corazón de Dios.

 

El poder del decreto

En el banquete Ester le imploro al rey que no se llevara a cabo la orden contra el pueblo judío. Ella pertenecía a ellos y no era justo lo que Amán quería hacer. Asuero descubrió que las intenciones de Amán no eran buenas. El Rey le dio toda potestad a Ester como reina de poder revocar el plan de muerte para los judíos.

El poder de Dios fue lo que hizo cambiar de un momento a otro la decisión del rey. Ester y Mardoqueo decretaron que no iba a cumplirse tal acción y lo declararon como día de conquista. Amán recibió condena de muerte por sus planes malignos.

Todo aquello que viene para cumplirse como maldición en tu vida, Dios todopoderoso obrará para que suceda todo lo contrario. No importa si es una maldición de destrucción, de ruina, de muerte. Todo decreto de maldición el Señor hará que retroceda.