Mover del Espíritu Santo en el EPI 2017

Un entrenamiento fuera de todo lo que se pueda imaginar. El Entrenamiento Profético Intensivo (EPI), organizado por Ministerio Tsebaoth, culminó este pasado sábado 08 de julio, dejando a su paso experiencias espirituales sin iguales.

Contando con una generación de más de cien personas, el EPI ha presentado momentos de suma adoración a Dios en diferentes formas. Oración por las naciones, declaración de decretos a favor de la vida de sus participantes, tiempos de liberación, palabras de ciencia y manifestaciones del Espíritu Santo; fueron algunas de las cosas que se han vivido en el entrenamiento.

Dicho evento se realiza dos veces al año en la ciudad de Tegucigalpa en el Ministerio Tsebaoth. Recibe personas de varias naciones del mundo. Todos vienen con el propósito de capacitarse en temas del mover profético. Su duración es de seis días.

El día lunes dimos comienzo a este entrenamiento y en especial hubo enseñanzas acerca de la paternidad de Dios. El martes vivimos un tiempo de rendición total al Señor. El miércoles se realizó un presbiterio profético. El jueves tuvimos fiesta con la enseñanza de Artes Proféticas. Para finalizar,  el viernes lo marco la enseñanza de espíritus que afectan a las iglesias; a la par de una poderosa impartición de liberación por parte del equipo profético establecido para este entrenamiento.

Agradecemos a Dios por un maravilloso tiempo y a todos los que fueron parte de este entrenamiento. Confiamos siempre en que Dios ha cumplido su propósito al permitir todo lo que ha acontecido en él y ha sido de edificación para el cuerpo de Cristo.